Incontinencia y trastornos físicos de la sexualidad

 

Incontinencia urinaria

I.U ESFUERZO:

Es la pérdida involuntaria de orina que ocurre durante una actividad física como toser, estornudar, reír o realizar ejercicio.
Es una incontinencia en forma de “gotas o chorro”, según el grado, que se manifiesta ante un esfuerzo, sin ser precedida en ningún caso la necesidad de orinar.
Normalmente se trata de una hipermobilidad cérvico-uretral posterior, ligada generalmente a una hipotonía del suelo pélvico. Existen diferentes grados:

- Leve: pérdida ocasional

- Moderado: se producen fugas ante esfuerzos importantes (toser,   ejercicio deportivo…)

- Grave: se producen grandes pérdidas ante esfuerzos mínimos (caminar, bajar escaleras, levantarse…) y se requiere el uso diario de protectores que la paciente cambia varias veces al día.

I.U URGENCIA:

Incontinencia precedida por una sensación repentina e incontrolable de ganas de orinar. Obliga a la persona a orinar muy a menudo y pequeñas cantidades. Puede que la mujer se despierte varias veces por la noche y no alcance a llegar al baño, o que al tocar el agua o al llegar a casa y abrir la puerta se produzcan unas intensas ganas de orinar.
El tratamiento de fisioterapia es ideal como complemento a la terapia médica ya que potencia el efecto beneficioso  de los medicamentos anticolinérgicos.

I.U MIXTA:

Es una combinación de la incontinencia urinaria de esfuerzo y de urgencia.
Si la musculatura del suelo pélvico está débil agrava los síntomas ya que la persona siente la necesidad de orinar con más frecuencia y los escapes son de mayor volumen.

  • Fisioterapia
  • Fisioterapia

 

Prolapsos

Es el descenso de la vejiga (cistocele/uretrocele), matriz (histerocele) o recto (rectocele), creando una sensación de peso y disconfort genital.
Ocurre por una debilidad de la musculatura que sostiene los órganos internos. Las causas más comunes de los prolapsos son: los partos, el estreñimiento, esfuerzos repetidos, mala postura de la pelvis, una curva lumbar muy pronunciada…

GRADOS:

I )  Vagina más pequeña. Molestias en la penetración y dificultad para colocar tampones.

II ) Peso dentro la vagina. Penetración dolorosa o molesta. Los tampones se salen de la vagina.

III) Algunos órganos se salen de la vagina. La mujer introduce los órganos para orinar o defecar. Imposible la relación sexual con penetración.

Si el prolapso es provocado por una rotura de tejidos conectivos, la solución será la cirugía y después la rehabilitación posquirúrgica.

Incontinencia rectal

Imposibilidad de controlar heces y gases. Hay una pérdida de control de los esfínteres del ano o la sensibilidad para notar el contenido en la ampolla rectal.

 

Dispareunia

Hace referencia al dolor durante las relaciones sexuales. El dolor puede aparecer durante la penetración (superficial) o durante los movimientos coitales (profundo). Para realizar un tratamiento adecuado, es muy importante localizar el origen del dolor:

- Alteración biomecánica: contractura muscular por sobrecarga

- Alteración tisular: cicatrización fibrosa de una herida

- Alteración hormonal: sequedad de las mucosas vaginales

- Alteración físico-psicológica: vaginismo: contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina. En este caso, el tratamiento del suelo pélvico deberá ir acompañado de la colaboración de un/a psicólogo/a o un sexólogo/a.
El objetivo del tratamiento fisioterapéutico, es que el tejido muscular y conectivo vuelva a ser elástico. Mejorar el esquema corporal de la paciente y normalizar la sensibilidad del suelo pélvico.

 

Contactar

 Centro Comte d'Urgell - Comte d'Urgell 168, entl. 9a - 08036 - Barcelona

 93 454 69 47

 Centro Sant Andreu - Bascònia 12 - 08030 - Barcelona

 93 346 19 76

   Pedir cita

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.