Dolor en cadera, muslo y rodillas

 

Rodilla del corredor [rodilla del trotador]

Se conoce como rodilla del corredor (runner's knee) al deterioro de la cintilla iliotibial por excesivo rozamiento con el cóndilo lateral del fémur. La mayor cantidad de roce ocurre entre los 20-30 grados de flexión (ángulo frecuente durante la carrera continua). Esto provoca una inflamación que produce dolor en la zona lateral de la rodilla y que, en ocasiones, se irradia hacia hacia delante. El dolor aparece al inicio, durante y/o después de la carrera, según el grado de afectación, y disminuye con el reposo. De hecho, los pacientes se sienten perfectamente bien para realizar sus actividades diarias, aunque las molestias reaparecen rápidamente al intentar reemprender la carrera, incluso después de algún tiempo de reposo. El tratamiento físico consistirá en el cese temporal de la carrera continua, estiramientos de la musculatura abductora, elastificación local manual del tejido lesionado y medidas antiinflamatorias.

  • Fisioterapia
  • Fisioterapia

 

Tendinitis de la pata de ganso

Es la inflamación de la inserción común de tres músculos (sartorio, grácil [o recto interno] y semitendinoso) en la cara anterolateral de la meseta tibial. En algunos casos, exite también afectación de la bolsa serosa que se interpone entre los tendones y la tibia. La lesión puede producirse por distintos motivos: deterioro tisular por roce crónico y repetitivo, por una demanda excesiva en unos tendones pococ acostumbrados a ese tipo de ejercicio, tracción desmesurada de forma aguda... La persona afectada refiere dolor en la parte interna de la rodilla, que en ocasiones se puede irradiar a toda la rodilla. No es extraño confundir esta patologia con meniscopatias por lo que es importante un correcto diagnóstico diferencial. El tratamiento físico consistirá en la aplicación de técnicas manuales y físicas para eliminar la inflamación de la zona y mejorar la cicatrización.

 

Esguinces y roturas de los ligamentos de la rodilla

Las lesiones de los ligamentos de la rodilla son muy frecuentes en la práctica deportiva de competición y amateur. Habitualmente se producen por torsiones forzadas de la rodilla en las que un pie queda totalmente atrapado o adherido al suelo y el cuerpo o la rodilla se desplazan por un traumatismo externo o por la propia inercia del deportista.

La lesión de los ligamentos cruzados (cruzado anterior y cruzado posterior) es la más frecuente en la rodilla, seguida por la lesión del ligamento colateral interno.

En cualquier caso, el objetivo del fisioterapeuta es el de evitar la inestabilidad de la rodilla: hay que mejorar la propiocepción, estimular la estabilización activa por parte de los músculos, aumentar la fuerza y mantener el recorrido articular normal. Todo ello se consigue mediante terapia manual específica y ejercicios de rehabilitación regulares durante algunas semanas.

 

Lesiones meniscales

Las lesiones traumáticas de los meniscos son muy frecuentes en la práctica deportiva y también en el mundo laboral. No obstante, se culpa a los meniscos de muchos dolores en las rodillas que, en realidad, no tienen relación con los mismos y que dan lugar a intervenciones quirúrgicas innecesarias con las que se olvidará la verdadera causa, empeorará el pronóstico y conducirá al fracaso terapéutico. Por ello, como siempre, lo más importante es el diagnóstico, y para ello debe tenerse en cuenta, además de las pruebas de imagen (resonancia, TAC), una completa exploración del paciente.

En aquellos casos en los que la lesión meniscal no produce disfunción en la rodilla suelen ser necesarias algunas sesiones de tratamiento manual para conseguir el movimiento normal de tibia-menisco-femur. Cuando se ha restablecido el deslizamiento normal de los meniscos, se retrasa o evita la degeneración de éstos, y se normaliza la función de la rodilla.

Contactar

 Centro Comte d'Urgell - Comte d'Urgell 168, entl. 9a - 08036 - Barcelona

 93 454 69 47

 Centro Sant Andreu - Bascònia 12 - 08030 - Barcelona

 93 346 19 76

   Pedir cita

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.